Trastornos del lenguaje

“Mi hijo no habla”, “a veces se atasca ¿será tartamudo?”, “no le entiendo cuando habla”, “parece que no me oye o no me hace caso”, “Se queda afónico frecuentemente”, “no comprende lo que lee”, “no se expresa correctamente”, “le cuesta comer”, “el dentista me ha mandado al logopeda”, “escribe al revés o comete errores en la escritura”, “¿tendrá dislexia?”

Los trastornos del lenguaje en niños son un conjunto de problemas comunicativos que tienen que ver con sus funciones motoras, tanto orales como escritas.

La comunicación es uno de los factores más complicados que caracterizan al ser humano. Tiene su origen ya en el nacimiento con las primeras señales del bebé, como el llanto, y que usan para demandar comida u otras necesidades.

Uno de los principales hitos comunicativos es la sonrisa social. A partir de ahí, es muy importante el inicio de la intención de comunicarse, que es cuando se desarrolla la adquisición de la expresión más formal.

Ya en esta etapa inicial pueden observarse algunos trastornos del lenguaje, como el hecho de que un niño que no mire o no muestre interés en la interacción con los demás.

En las etapas posteriores también pueden surgir dificultades en la adquisición del lenguaje más expresivo y/o comprensivo, que suelen ser meramente evolutivas, o pueden obedecer a causas fisiológicas e indicarnos la posible aparición de algunos problemas del lenguaje específicos.

Más adelante, con el aprendizaje de la lectoescritura, es posible que surjan nuevas dificultades que pueden estar, o no, relacionados con esta adquisición del lenguaje.

Síntomas de trastornos del lenguaje en niños más frecuentes

Destacamos los principales signos que, en nuestro Centro de Atención Temprana y Terapéutica en Leganés, ya nos alertan de posibles trastornos del lenguaje en la etapa infantil:

No muestra interés por comunicarse

No presta atención al sonido

Da la sensación de no comprender lo que se le dice

Tarda mucho en empezar a hablar y su lenguaje parece infantilizado

Presenta problemas a la hora de comer

• Pronuncia mal

• Su vocabulario es pobre y a veces le cuesta acceder a las palabras

Presenta dificultades para el reconocimiento de letras

Le cuesta asociar una letra a un sonido

• Le cuesta comprender lo que lee

Escribe desordenadamente y se orienta mal en el espacio

Realiza omisiones, sustituciones, inversiones de sílabas, palabras, letras y/o sonidos

• Sus oraciones carecen de algunos de sus componentes más importantes como el sujeto o el verbo, o no están bien concordadas

Cómo trabajamos las dificultades del lenguaje en el centro de atención temprana y terapéutica

En el Servicio de Atención Terapéutica  de Fundación Esfera tratamos los trastornos del lenguaje en niños desde un enfoque global. Entendemos esta problemática como una parte más de la interacción del menor en todos sus contextos, teniendo muy en cuenta sus etapas evolutivas.

Por tanto, el objetivo general de nuestro departamento de logopedia es el de optimizar la capacidad del niño para comunicarse, tanto de manera oral como escrita, y mejorar así su calidad de vida.

Dificultades psicomotoras
“Mi hijo no parece controlar su cuerpo”, “es torpe”, “tiene problemas en su tono muscular”, “tiene una afección orgánica: una parálisis, hemiparesia, crisis epilépticas que están afectando a su movilidad”. “Le cuesta esperar turnos y realizar actividades en grupo”. “No muestra interés por los otros niños”

Las dificultades en este área se expresan en el retraso o alteración en adquirir los hitos motores esperables en el desarrollo. Bien por una patología orgánica o bien por una dificultad en la imagen corporal, la marcha, la coordinación, el equilibrio o la postura se ven afectadas.

Muchas veces las dificultades en el control de cuerpo afectan a las relaciones sociales. Rasgos de descoordinación, impulsividad, falta de conciencia de los espacios, etc, impiden o dificultan la interacción con los iguales.

Principales causas y síntomas
de los trastornos psicomotores

Retraso psicomotor, dificultades en la marcha, falta de coordinación, dificultades ortopédicas, dificultades posturales, alteraciones en el tono, patología orgánica. Impulsividad, inquietud motora, mal manejo del espacio y orientación.

Nuestra manera de trabajar
las dificultades psicomotoras

El tratamiento de fisioterapia se ocupa de la evolución en el desarrollo psicomotor del niño favoreciendo al máximo su autonomía. Desde el tratamiento de psicomotricidad atendemos las dificultades surgidas en torno al control del cuerpo y las relaciones sociales.

¿Tu hijo presenta algunas de estas dificultades?